08 4 / 2014

La mera idea de tenerte me embriaga vorazmente.

Y aveces las palabras no bastan para describirte.

Muchas veces quedo absorta por mis deseos, y he descubierto en la ansiedad un sabor amargo.

He experimentado sueños muy oscuros, te veo distante y el dolor logra despertarme,

Hago la transición de las mariposas a las mas afiladas espinas.

Como una extraña batalla entre fuego y hielo. Aunque siempre en un macabro equilibrio.

Mi respiración entrecortada me distrae de mis pensamientos,

Mis miedos me inundan, llegare a ti alguna vez?

Nunca necesite tanto el contacto de tu piel con la mía.

Nunca había ansiado tanto tu respiración en mi cuello.

Y sin embargo, de un momento a otro caigo en la realidad de  tu ausencia y la esperanza de que el destino nos cruce otra vez.

Puede sonar absurdo, pero necesito saber que sabor tiene la libertad… .. Y luego de divagar unos segundos pienso en VOS